lunes, 25 de agosto de 2008

JUSTIFICACION


Es absolutamente esencial, indispensable y necesaria la participación de los padres en la actividad educativa, porque la educación se da antes que nadad en el seno de la familia y los padres no pueden estar ajenos al objetivo común que los une al establecimiento educativo; la educación de sus hijos, los hechos que ocurren en la institución, etc., son sucesos importantes, objeto de comunicación para el colectivo social y especialmente para el familiar que esta directamente implicado.
La educación no es un hecho aislado que se da en forma parcelada en sectores (familiar, escolar) sino dentro de un sentido de responsabilidad compartida en cooperación, por medio de una activa participación conjunta con los procesos educativos. Además las niñas y los niños sienten y perciben favorablemente la participación de sus padres en una institución, éstos aportan a sus niños seguridad, incentivos y modelos para su propia socialización, transformando la experiencia familiar como la escolar, reuniendo un esfuerzo conjunto la formación de la niñez y la juventud desde el punto de vista integro, consolidando diferentes formas de comunicación.